CARTA IX

Cartas de amor y desamor anónimos.

.

.
CARTA IX

 14 de enero de 2014
Estimado amor:
Debo admitir que mi tristeza sólo parará cuando decida abandonar mis sueños, incluyendo el buscarte. Ya no me importa el sufrimiento. Sólo quiero disfrutar lo que me toque en esta vida, resplandecer en mi interior el gusto de poder amar. Te aseguro, el amor propio y de familia es importante, ¿para qué un amor ajeno que aparente y no me ame? Me agradaría, no cabe duda, pero me daña mientras lo espero.
Sé bien que dije que aceparía sufrir los daños que te ronden y los males que me vengan con tu amor, ¿pero no es más fácil enfrentarlos juntos? Tú y yo, luchando contra las adversidades, lograremos sobresalir con dicha. Por mucho que me empeñe a padecerlos solo, conseguirán dejarme cicatrices de rencor y de nostalgia.
He decido reposar en mi camino, aunque sé que tardaré en encontrarte. Te aseguro, al descansar, podré volver con más ánimos y fuerzas para cualquier obstáculo que halle en la vereda. Por última vez, con palabra débil pero alta, con angustia alevosa pero valorada, te insisto:
Te pido amor con esta voz gastada,
Mírame, estoy con piedras a mi paso
Y me resisto a no alejarme tanto
Porque sin ti, mi vida ya no es nada.
 Me vuelvo grácil humo sin olëada
Si te me vas, si escapas de mi lado;
Mas por favor espérame otro rato
Porque te siga, no me des desgracias.
 Hazme verdad mi dicha millonaria,
Que me verás afuera del abismo,
Que yo sin ti no tengo en paz el alma.
 Pisaste lejos sé de mi camino:
Me pongo triste porque no me miras
Aunque también, es porque no me amas.
No sé si tú me amas, pero yo te amo a ti. Por amor he quedado enclenque, sin ganas de hacer otras cosas ni quehaceres: ora te sueño… ora te pienso… ora te escribo… No puedo más, debo deshacer  mis penas olvidándote (lo haré mientras me recupero de los temblores, de la falta de memoria y los delirios). ¿Podrás esperarme un poco, tal como lo he hecho  tantas horas por ti?
.
Posdata.
El bienestar de mi vida no depende de ti.  Han descubierto mis faltas de cordura, de quietud e interés, y han decidido llevarme al psiquiatra. Me apasioné, y más que bien, mal me ha hecho. ¿Habrá una pasión que sólo bien nos haga?
Con nostalgia…

 

cuentaunsoneto
Mis cartas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .