VEN A HABLARME

VEN A HABLARME

Ojos anclados a mis horas diarias,
pasando cerca de ti se consumen
como aire en mí o cual en sol el agua;
¡Vamos! ¡Háblame! ¡Ven! ¡Ya apresúrate!

Cada vez más retraso las pisadas
que fijo frente a ti, cüando se une
la humedad de luz al día, en mañana;
¡Acude a mi presencia! ¡Ven, apúrate!

Un momento dudoso me devana
mi rato de sentir timado el pecho…
Un silbido, que es ruido, me defrauda.

Adelanta tu paso, que yo espero;
aunque no acuerdo cuánto se espera:
si no vienes, ¡el fin de todo llega!...

Osfelip Bazant

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .