UN MAL SUEÑO

UN MAL SUEÑO

Corría en madrugada a gusto un sueño
que tiene voluntad quizá de amarte,
a plena sombra y luz, con todo el arte
que pongo en mi destino que diseño…

Corría a toda fuerza con empeño,
en cada esquina o, bien, en cada parte,
a fin de perseguirte, y de alcanzarte,
con esta llama de ardoroso leño…

Pero en mis manos —¡infeliz de mí!—
un corazón yacía tan deshecho,
que daba pena en vez de frenesí…

Se iba, como humo, lejos para el techo.
Sin razón, sin palabra, estuve así:
muy pálido y sombrío e insatisfecho.

Osfelip Bazant

2 comentarios

    1. ¡Hola, Rosa María!

      Hay algunas figuras retóricas en todo el soneto… En general podemos tomar como una metáfora continua (casi alegoría) los dos cuartetos, mientras que en el primer terceto hallamos una animación o “personificación”, y en el segundo terceto una comparación… Te invito a hacer un análisis más detallado, teniendo en cuenta que hay diversas figuras retóricas o literarias que pueden complementarse con otras, y no necesariamente estar separadas, o,bien, que cumplen un determinado un fin de acuerdo con lo que trasmiten y realzan en el poema…

      Recuerda, un soneto se compone de cuatro estrofas, las dos primeras de cuatro versos se llaman “cuartetos”, y las siguientes dos estrofas de tres versos son los “tercetos”.

      Gracias por tu comentario.

      Osfelip

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .